El PERMER, Proyecto de Energías Renovables en Mercados Rurales, nació en 1999 como plan de electrificación rural haciendo uso de fuentes de generación sustentables, principalmente fotovoltaica, y presenta tres componentes principales: adquisición e instalación de los equipos, asistencia técnica (mantenimiento) y administración del proyecto. El objetivo del proyecto es proporcionar un suministro eléctrico a las viviendas y a unos 6.000 establecimientos públicos rurales dispersos, como centros educativos y sanitarios, que no puedan abastecerse a través del sistema interconectado de electricidad.

Permer.jpg

El programa ha promovido, desde sus inicios, una colaboración entre el sector público y privado para asegurar la sostenibilidad del servicio. Además, presenta un modelo competitivo de licitaciones para reducir la necesidad de subsidios. Para presentar la última licitación de compra de kits solares, Juan José Ochoa, Director de PERMER, ha aparecido en diversos medios provinciales.

"en Argentina aún tenemos unas 100.000 familias que no tienen acceso a energía"

“Probablemente mucha gente no lo sepa, pero en Argentina aún tenemos unas 100.000 familias que no tienen acceso a energía y que a la noche se van a ir a dormir con velas o mecheros de queroseno. Es un compromiso de las autoridades del Ministerio de Energía y del Presidente de la Nación que para el año 2020 podamos garantizar que hay un acceso básico a la energía”, comentó Ochoa en una entrevista exclusiva al Canal 4 Noticias de Jujuy.

Cabe destacar el contenido social de este ambicioso programa, que pretende mejorar la calidad de vida de la población rural aislada de manera sustentable satisfaciendo sus necesidades básicas de iluminación y comunicación, y, por lo tanto, mejorando las condiciones de trabajo y la inclusión social de los habitantes rurales.

¿Quién está detrás de PERMER?

El proyecto está desarrollado por la Secretaría de Energía de la Nación y la Subsecretaría de Energía Eléctrica de la Nación, organismo dependiente de la primera que gestiona la operación de la Unidad de Coordinación de Proyecto (UCP). En cada provincia adherida al programa existe, además, una Unidad Ejecutora del Proyecto (UEP) y un Ente Provincial de Regulación Eléctrica (EPRE), que se encarga del cumplimiento de los plazos de conexión y calidad del servicio, de acuerdo a los términos del contrato de concesión. 

Estos no son los únicos actores implicados. Los Ministerios de Educación, Turismo y Salud también participan en la ejecución de actividades vinculadas a centros educativos rurales, establecimientos de prestación de servicios y centros de salud, respectivamente.

  Paneles solares en Permer. Recuperado de http://permer.minem.gob.ar.

Paneles solares en Permer. Recuperado de http://permer.minem.gob.ar.

Con respecto a la financiación del proyecto, PERMER I fue financiado principalmente por el Estado Nacional a través de un  préstamo otorgado por el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) por un monto de 30 millones de dólares estadounidenses, que se complementó con una donación del Fondo Global del Medio Ambiente (GEF, por sus siglas en inglés) de 10 millones de dólares estadounidenses. En 2008 se aprobó un nuevo préstamo del BIRF de 50 millones de dólares estadounidenses para proporcionar un financiamiento adicional.

El 21 de septiembre de 2015, se aprobó, mediante el Decreto N° 1968/2015, un nuevo convenio de préstamo con el BIRF, por un monto de 200 millones de dólares estadounidenses, con el objetivo de desarrollar el PERMER II.

Licitaciones precedentes y logros

  Paneles solares en Jujuy. Recuperado de http://permer.minem.gob.ar

Paneles solares en Jujuy. Recuperado de http://permer.minem.gob.ar

En su primera etapa, que se ejecutó desde el 2001 al 2012, se estima que se llegó a suministrar energía alternativa a alrededor de 150.000 personas procedentes de 15 provincias del país. La siguiente tabla extraída del informe de la Auditoría General de la Nación refleja que unas 25.000 familias se vieron beneficiadas con kits residenciales en el marco de PERMER I. Además, se instalaron equipos térmicos y eléctricos en 1.800 escuelas.

La Nación, con la participación de las provincias en mayor o menor medida, cubre la inversión inicial de adquisición e instalación en un 100 %, en el caso de los sistemas individuales, y en un 80 %, para los sistemas colectivos. La idea, según Juan José Ochoa, es que este acceso básico sea considerado como un derecho.

Con respecto a la prestación del servicio eléctrico, sin embargo, el beneficiario debe abonar una tarifa periódica, que está destinada a cubrir los costos de operación y mantenimiento, y queda establecida por la provincia.

No obstante, no todo lo que concierne al PERMER es positivo. En las conclusiones de la Auditoría Nacional del Estado se remarcan las inconsistencias en la información brindada por la Unidad de Coordinación de Proyecto (UCP) acerca de las instalaciones, lo que generó dificultades en la verificación de la trazabilidad de los equipos. Asimismo, se determinó la improcedencia de la permanencia de un panel instalado; la utilización de los equipos por debajo de su capacidad, en muchos casos; y la ausencia de un plan de gestión de residuos.
Por su parte, los usuarios manifestaron la necesidad de que se instale mayor potencia y mostraron su molestia por la falta de reemplazo y mantenimiento de las baterías, y por las demoras en la reparación y atención de reclamos.

Para PERMER II, la Auditoría General de la Nación recomienda, entre otras sugerencias, que la UCP implemente un sistema de registración único completo y actualizado, a fin de poder identificar y monitorear las instalaciones, y que defina, de manera clara, los objetivos del programa e indicadores de medición para poder evaluar el grado de cumplimiento del mismo.

Detalle de las inversiones realizadas

Próximas licitaciones

La provisión de servicio eléctrico en el marco del proyecto PERMER se lleva a cabo a través de kits solares fotovoltaicos individuales, destinados principalmente a viviendas; construcción o, en ocasiones, renovación de minirredes alimentadas con energía renovable, diesel o híbrida; instalación de sistemas fotovoltaicos de mayor potencia para proporcionar calor o bombeo de agua potable para los servicios públicos rurales; e instalación de equipos eólicos residenciales.

"estamos muy contentos con el trabajo que estamos haciendo en la provincia de Jujuy, una de las primeras provincias que va a poder garantizar este acceso en toda su población"

El 15 de marzo, tendrá lugar la licitación para la provisión de kits residenciales. Las adjudicaciones se realizarán en abril y esperan comenzar con los procesos de instalación en el 4º trimestre de este año en las primeras provincias que se adhieran a este programa de acceso universal a la energía. En su aparición en el Canal 4 de Jujuy, Ochoa afirma “estamos muy contentos con el trabajo que estamos haciendo en la provincia de Jujuy, una de las primeras provincias que va a poder garantizar este acceso en toda su población”.

La mayor innovación de estos kit solares, según Ochoa, es que combinan las energías renovables con eficiencia energética. Constan de un panel solar fotovoltaico pequeño con una batería de litio, 3 luces fijas, un cargador USB para celulares, una radio y dos linternas portátiles. Los equipos tendrán una garantía del fabricante de 3 años, aunque se espera que su vida útil alcance los 5 años. Los niveles de autonomía de los kits se estiman en unos unos tres días.

La Subsecretaría trabajará conjuntamente con las provincias para identificar los parajes donde habitan familias sin acceso a la electricidad, entre las que se repartirán los kits de forma gratuita. De este modo, se pretende evitar que dichos hogares usen velas o queroseno, que aparte del peligro que conllevan, llevan asociado un gasto promedio de unos 300 o 400 pesos argentinos mensuales (unos 15 o 20 dólares estadounidenses).

En cuanto a la electrificación de centros educativos rurales, el 5 de marzo se abrieron los sobres de la licitación de equipos solares para escuelas, con la que se pretende proporcionar electricidad para lámparas y neveras, así como conexión a Internet. 

Asimismo, Ochoa mencionó que se tiene prevista otra licitación para marzo o abril para la creación de minirredes híbridas.