El Ministerio de Energía y Minería ha anunciado que la Ronda 3 del programa de licitaciones RenovAr tendrá lugar en septiembre u octubre, y tanto el gobierno como el sector privado esperan que las lecciones aprendidas de las dos primeras rondas se incorporen en la próxima subasta.

Por Adam Critchley

Hasta el momento, Argentina ha convocado tres licitaciones de energía eléctrica, la Ronda 1, la Ronda 1.5 y la Ronda 2, con una capacidad solar total de unos 1,7 GW.

En la Ronda 2, que tuvo lugar el pasado noviembre, se otorgaron 66 proyectos para energía eólica, solar, biomasa, biogás, biogás de relleno sanitario y pequeños aprovechamientos hidroeléctricos.

Con cada subasta, los precios han ido cayendo. En la Ronda 1, celebrada en julio de 2016, los precios promedios fueron de $59,70 por MWh, mientras que en la Ronda 1.5 descendieron a $59,20 por MWh. La Ronda 2 trajo una bajada aún mayor de los precios, que alcanzaron los $40,40 por MWh.

article.jpg

"El proceso [de licitación] ha sido un éxito, pero la cuestión ahora es la ejecución del proyecto, y la construcción de proyectos se ha vuelto bastante complicada"

Sin embargo, la ejecución de los proyectos adjudicados hasta ahora ha sufrido demoras, por lo que, en el futuro, las empresas deberían abstenerse de perseguir los precios más bajos y centrarse en la sostenibilidad, afirma Verónica Geese, secretaria de energía de la provincia central de Santa Fe.

"El proceso [de licitación] ha sido un éxito, pero la cuestión ahora es la ejecución del proyecto, y la construcción de proyectos se ha vuelto bastante complicada", le comenta a Solarplaza.

"Hay demoras y, comenzar a operar este año, como estipulan los contratos, los proyectos que se construyan ahora en la provincia de Jujuy no estarán en la red hasta el próximo año", dice.

Jujuy es un líder regional en el crecimiento de la energía solar en Argentina, junto con Salta, y ambos recibieron la adjudicación de proyectos en las Rondas 1 y 1.5.

Jorge H. Giubergia, director general de electricidad e la Subsecretaría de Energía de Salta, dijo a Solaplaza el año pasado que parte de la clave del éxito solar de Salta, además de los altos niveles de irradiación de la provincia, es que las autoridades locales ofrecieron condiciones competitivas a los promotores por la adquisición de terrenos. Según Giubergia, la capacidad solar de Salta podría superar los 800 MW en los próximos años.

No obstante, entonces advirtió que el gran desafío sería ver si los promotores pueden obtener financiación para sus proyectos.

footer.jpg


¿Demasiado o demasiado pronto?


Las demoras en los proyectos, según Geese, plantean la cuestión de si es el momento adecuado para lanzar la Ronda 3.

En su opinión los retrasos se deben, al menos en el caso de algunos proyectos, a la falta de financiación, mientras que otros aún tienen que adquirir el equipo y los componentes necesarios, dado que se tratan de proyectos a gran escala.

"Uno siempre tiene que aprender. Argentina necesita aprender que, cuando se hacen las cosas demasiado rápido, hay consecuencias, y debería penalizarse a los promotores que no entreguen los proyectos a tiempo, tal y como figuraba en las bases de la licitación, aunque estas penalizaciones aún no se han aplicado", señala.

Además, añade que el país debe plantearse si las licitaciones pueden seguir considerándose un éxito cuando un promotor se compromete a generar electricidad para inyectar en la red nacional a partir de proyectos solares en marzo de 2018 y tales proyectos se retrasan hasta marzo de 2019.

"El incumplimiento por parte de los promotores de los proyectos adjudicados implica que los que se quedaron fuera del proceso de adjudicación se pregunten por qué no se multa a dichas empresas, según lo estipulado en las bases de la licitación", afirma.

"Aquellos promotores que se quedaron fuera dirán 'Yo podría haber cumplido y haber desarrollado mi proyecto a tiempo'".

Según Geese, antes del lanzamiento del programa RenovAr, el gobierno argentino observó procesos de subasta similares en otros países, como Chile y Uruguay, donde se aconsejó tomar las cosas con calma y centrarse en proyectos pequeños, en lugar de a gran escala.

"En lugar de avanzar rápidamente, es mejor proceder lentamente pero asegurándose de que el proceso sea un éxito. Es necesario tomarse el tiempo para aprender de cada subasta antes de lanzar la siguiente."

También advierte que no serán los promotores o los proyectos en cuestión sino el sistema en sí mismo y la energía renovable los que sufrirán principalmente como resultado de los retrasos, ya que el proceso de licitaciones para estas fuentes de energía no se verá como un éxito.

"El éxito en cuanto a la energía renovable no es el precio más bajo, como hemos visto en muchos países", añade.

"La industria solar no es solo un negocio, sino que también debe ser sostenible".

Desde su punto de vista, hubiera sido mejor esperar más entre una licitación y la siguiente, en lugar de convocar tres en un año, dada la consiguiente incertidumbre y demora en el desarrollo de los proyectos. Además, resalta el peligro de que Argentina se enfrente a un embotellamiento de proyectos, como sucedió en Chile y Uruguay, donde la finalización y conexión de los proyectos solares a gran escala se retrasó debido a una infraestructura de transmisión insuficiente.


“El éxito en cuanto a la energía renovable no es el precio más bajo, como hemos visto en muchos países”

panels.jpg

"Creo que debemos ser más prudentes –nadie nace sabiendo todo– y tenemos que aprender sobre la marcha".

A pesar de todo, Geese destaca el potencial de Santa Fe para convertirse en un importante centro de energías renovables. La provincia tiene 12 proyectos de biogás en desarrollo como resultado de las subastas de RenovAr, que suman 31 MW y que se espera que aporten más de $110 millones de inversión. Además, piensa que los proyectos a pequeña escala marcan el camino a seguir para desarrollar la energía renovable en Santa Fe.

"Creemos que este es el mejor modelo, en lugar de parques a gran escala como hemos visto en las provincias de Salta y Jujuy, por ejemplo, desarrollando un corredor de parques solares de 5, 10 o 15 MW, y este es el modelo que pretendemos seguir".

La provincia verá en breve la inauguración de dos instalaciones solares que abastecerán a compradores privados, incluida una línea de autobuses eléctricos en la ciudad de Rosario, y Geese espera que, en la Ronda 3, se adjudiquen al menos dos o tres proyectos más en Santa Fe y que unos 20 proyectos estén en marcha a corto plazo.


Primer proyecto completado


Está programado que el primer proyecto adjudicado como parte de las subastas RenovAr, el proyecto Nonogasta de 35 MW en La Rioja, empiece a operar en mayo, lo que pone en evidencia el largo periodo de tiempo que pasa entre la adjudicación del proyecto y su finalización.

En una entrevista con el portal local Energía Estratégica, Alejandro Lew, director general del Parque Solar Nonogasta, dijo que la experiencia de la construcción de la planta solar ha sido una curva de aprendizaje y, aunque está satisfecho con la construcción y la logística, señala que los factores externos, como la falta de contratistas experimentados en el país, hicieron que la empresa tuviera que internalizar ciertos procesos que esperaba subcontratar.

Con respecto a la Ronda 3, en sus declaraciones dijo que los precios de esa subasta no solo dependerán de los costos de los componentes, sino también, y en mayor medida que en las subastas anteriores, de la evolución del contexto financiero y el desarrollo de contratistas locales capacitados que cumplan con las regulaciones establecidas para el sector.

Asimismo, afirmó que el sector solar de Argentina también está sufriendo un retraso en la implementación de los incentivos fiscales prometidos, como el reembolso del IVA, un tema que queda pendiente para la próxima subasta.

end.jpg