Con la puesta en marcha del programa argentino RenovAr, el país planea introducir su política de generación distribuida en 2018, proporcionando un nuevo impulso al desarrollo solar.

Por Adam Critchley

“El Futuro Solar Argentina” es una conferencia de 2 días, con más de 200 participantes internacionales y regionales y más de 30 ponentes. Conozca todos los detalles y establezca contactos empresariales para desarrollar con éxito proyectos FV en Argentina.

A fin de garantizar el éxito del programa RenovAr, Argentina necesita avanzar hacia un cambio de política que haga que el sector de las energías renovables resulte más atractivo a los inversores y conciencie a la población de los beneficios de cambiar a fuentes de energía más limpias.
Las rondas 1 y 1.5 del programa RenovAr dieron como resultado un total de 2,42 gigavatios de proyectos de energía limpia adjudicados, lo que implica una inversión de 4.000 millones de dólares, mientras que el precio promedio de los acuerdos de abastecimiento se situó en 57,40 dólares por megavatio-hora.

En 2015, Argentina fue el primer país latinoamericano en aprobar una ley que obliga a que las energías renovables tengan una contribución del 8 por ciento en la generación total de energía, aumentando hasta un 20 por ciento para 2025. Actualmente, el país genera alrededor del 2 por ciento –lo que corresponde a 200 megavatios– de su energía a partir de fuentes renovables.
Dicha ley también estipula que los consumidores de energía a gran escala, aquellos que requieren una potencia de generación disponible de 300 kilovatios o más para satisfacer sus necesidades, deberán obtener al menos el 1% de su energía de fuentes renovables, una vez que la ley entre en vigor.

MAXIMILIANO MORRONE /// DIRECTOR NACIONAL DE PROMOCIÓN DE ENERGÍAS RENOVABLES - MINEM
Maximiliano Morrone es Ingeniero Industrial egresado de Universidad Católica Argentina con estudios en la Universidad Politécnica de Valencia (España), Master en Energías Renovables de la Universidad Tecnológica Nacional (Argentina). Cuenta adicionalmente con estudios en marketing estratégico en el IAE Bussines School (Argentina).
Maximiliano cuenta con 14 años de experiencia en el rubro energético, en los últimos años desarrollo proyectos en el campo de la energía solar y eficiencia energéticas.
Actualmente desempeña la función de Director Nacional de Promoción de Energías Renovables en la Subsecretaria de Energías Renovables del Ministerio de Energía y Minería de Argentina. Su responsabilidad primaria es la de promover el uso y la incorporación de diversas fuentes de energías renovables a la matriz energética nacional. A su vez, es responsable de definir y administrar los programas de fomento, investigación científico-tecnológica y estudios técnicos e inventario de recursos de Argentina.
MAXIMILIANO MORRONE ///
DIRECTOR NACIONAL DE PROMOCIÓN DE ENERGÍAS RENOVABLES /// MINEM

El desarrollo de la política de generación distribuida

El siguiente paso es desarrollar la generación distribuida (GD) en el país, con un nuevo proyecto de ley que se prevé que sea aprobado por la cámara baja en la primera mitad de este año y que entrará en vigor a principios de 2018.
Según Maximiliano Morrone, Director Nacional de Promoción de Energías Renovables del Ministerio de Energía y Minería, la ley tendrá un gran impacto, ya que el 80 por ciento del consumo en Argentina es por parte de usuarios de menos de 300 kilovatios. 

"La ley se ha basado en una legislación similar de Europa, Estados Unidos y Chile, y estamos avanzando hacia un modelo de medición neta, dado que la GD requiere un modelo a medio y largo plazo con unos costes fijos de distribución", añadió.

"Es un proceso que acabamos de comenzar. Hemos visto que en otros países la curva de aprendizaje ha sido muy lenta, sobre todo en cuanto a la elaboración de regulaciones, por lo que intentamos aprovechar lo que se ha aprendido en otros mercados a fin de poner en práctica el mejor modelo en Argentina", comentó.

Para apoyar la implementación de un sistema de GD, la oficina de Morrone ha establecido 25 centros de información en todo el país, destinados a proporcionar formación y apoyo a las partes interesadas, dada la importancia de la GD como motor de crecimiento solar a pequeña escala. 
“Si queremos el desarrollo de las energías renovables, tenemos que comenzar con alta potencia. Dicho desarrollo se trasladará seguidamente a menor escala, sensibilizando a la población, y a la GD”, agregó.
 
"Con respecto a la energía solar, Argentina es el octavo país en cuanto a extensión territorial, con más de 2.700 kilovatios de capacidad de generación eléctrica por metro cuadrado al año, alrededor de un 70 por ciento más que en Europa, que es la cuna del desarrollo de la energía renovable. Además, hay mucho interés en el país por desarrollar las energías renovables".
 
Las provincias de Mendoza, Salta y Santa Fe ya han implementado regulaciones para facilitar la generación distribuida, estableciendo condiciones técnicas de operación y mantenimiento, medición y facturación, lo que permite a los usuarios de autoabastecimiento inyectar la energía sobrante a la red.

El establecimiento de una industria fotovoltaica local

Al igual que México, Argentina aplica un impuesto del 15 por ciento a los paneles solares importados y, por lo tanto, existe la posibilidad de crear una base de fabricación local una vez que despegue la industria solar.
 
"Argentina es un país industrializado con ganas de crear una industria de componentes solares. Aunque China representa actualmente el 80 o 90 por ciento de la fabricación de paneles solares, el crecimiento del sector en Argentina dictará si este país puede convertirse en una base de fabricación de componentes solares", dijo Morrone.
 
"Tenemos la materia gris y el potencial industrial para desarrollar dicha base", agregó.
 
Morrone mencionó que la tarea más importante de su oficina es crear el marco normativo para el desarrollo de las energías renovables, que tendrá lugar a través del intercambio tecnológico.
 
Argentina también tiene prevista una ley de desarrollo geotérmico, que estimulará a su vez la participación de la industria local, y está poniendo en marcha un centro nacional de energías renovables para reunir la tecnología y el conocimiento, y promover el uso de paneles solares en edificios públicos e instituciones educativas.
 
"Somos un país trabajador", dijo.


Maximiliano Morrone, así como los ministros de energía de Salta, Jujuy y Santa Fe, compartirán su visión y explicarán las políticas durante la conferencia El Futuro Solar Argentina, que tendrá lugar en Buenos Aires los días 29 y 30 de marzo. Esta conferencia estará precedida por un seminario opcional exclusivo de Regulación y Finanzas el 28 de marzo, con bancos locales y financistas internacionales.